viernes, 9 de enero de 2015

Consejos para eliminar la distensión abdominal


Para muchas personas es muy frecuente la sensación de llenura y pesadez después de ingerir cualquier alimento, esta es una molestia que puede acusar mucha incomodidad a las personas que la padecen, puesto que puede interferir en la calidad de vida.
El problema de la hinchazón o distensión abdominal lo pueden provocar una gran cantidad de factores, por lo tanto hay que estar atentos a las causas que desencadenan esta sensación con más frecuencia.
Algunos consejos para mejorar esta situación

·        Descartar algún tipo de alergia a los alimentos

Solo tu puedes observar si con determinados alimentos te sientes mal y te produce inchazón.  Tu médico será el que definitivamente te diga si ese alimento y otros que contengan sus derivados  no los debes tomar.

·        Comer despacio


Cuando comes deprisa puedes tragar alimentos con trozos mas enteros, y por tanto mas difícil de digerir, al mismo tiempo que puedes tragar aire, creando problemas digestivos.  Puedes controlar cada bocado contando mentalmente que los masticas unas 10 – 12 veces.

 

·        Aumentar el consumo de fibra

El no consumir las suficientes cantidades de fibra puede ser otra causa de la presencia de gases y flatulencias, ya que la falta de fibra puede provocar estreñimiento, y todas las complicaciones que esta condición puede generar
Otra forma de obtener las cantidades adecuadas de fibra es mediante algunos suplementos, aunque la mejor manera de lograr un organismo sano es buscar y consumir los productos naturales, como son las frutas y las verduras ricas en fibra.

·        Evitar las bebidas gaseosas


Para muchas personas esta puede ser la causa principal, ya que tienen la costumbre de acompañar dos o más comidas todos los días con bebidas gaseosas. Cuando su consumo es recurrente y excesivo, el gas de estos productos puede provocar llenura y flatulencias. Se recomienda cambiar esa clase de refrescos por agua o jugos naturales.

·        Disminuir el consumo de sal

El exceso de sodio en los alimentos es uno de los principales factores que provocan distensión abdominal, los alimentos con mayor contenido de sodio pueden ser los enlatados, los alimentos congelados y los embutidos, entre muchos otros. Se recomienda dejar a un lado la costumbre de agregar cantidades exageradas de sal a todos los alimentos, ya que la gran mayoría de estos ya tienen sodio entre sus componentes.

·        Hacer una corta caminata


Otra buena recomendación para tener en cuenta es realizar una caminata corta justo después de haber comido, esto puede ayudar a facilitar la digestión, lo que evitará los problemas digestivos.

FUENTE: MEJOR CON SALUD

domingo, 4 de enero de 2015

El magnesio, un mineral con numerosas propiedades para deportistas

El magnesio es un mineral que no destaca precisamente por su reconocimiento en el mundo de la nutrición y el deporte, ya que otros como el calcio, el potasio, el sodio o el fósforo acaparan todas las miradas por encima de él. Sin embargo, es fundamental para deportistas y personas que se someten a continuos esfuerzos físicos, pues interviene en numerosas funciones corporales, entre ellas las de obtención y transmisión de energía, impulso nervioso y contracción muscular.
El magnesio se halla, principalmente, en los huesos y los dientes, aunque también juega un papel fundamental en los músculos y otros tejidos, además de en la sangre y diversos fluidos corporales.
La falta o déficit de magnesio se manifiesta a través de dolores musculares, temblores, calambres, arritmias cardíacas, cansancio, náuseas y vómitos, entre otras patologías. Una actividad física regular favorece una mayor pérdida de este mineral, de ahí que cualquier deportista deba considerar su importancia e incluirlo regularmente en su dieta.
¿Para qué sirve el magnesio?
El magnesio, como dijimos anteriormente, favorece el buen funcionamiento de nervios y músculos. Es el encargado de transmitir los impulsos nerviosos, y su posterior relajación, e interviene en el control y regularidad del latido cardiaco, en la coagulación y fluidez de la sangre, en la formación de huesos y dientes y, en general, en el metabolismo.
La ingesta de magnesio ayuda en la prevención y tratamiento de la osteoporosis, puesto que estabiliza los niveles de calcio. En el aparato circulatorio también cobra vital importancia: una alimentación rica en este mineral dificulta la aparición de trombos, disminuye la presión arterial (hipertensión) y evita diversos problemas cardiacos, tales como arritmias o, incluso, fallos cardiacos.
Diversas investigaciones asientan que el magnesio puede ayudar a regular los niveles de azúcar, por lo que se conviente en un especial aliado en personas que sufren diabetes del tipo 2.
Asimismo, el calcio y el magnesio actúan como sedantes del sistema nervioso, favoreciendo la lucha contra la depresión y la ansiedad.
Finalmente, el magnesio puede ayudar a paliar la intensidad de los síntomas causados por el síndrome premenstrual.
Entre los principales alimentos de origen vegetal que contienen magnesio destacan las legumbres (soja, judías, garbanzos, habas, lentejas…), los cereales (amaranto, quinoa, avena, arroz, cebada, trigo, mijo…), los frutos secos (semillas de calabaza, nueces, almendras, piñones, anacardos, cacahuetes…) las frutas (higos, aguacates, dátiles, kiwis, plátanos, frutas del bosque…) y las verduras y hortalizas (acelgas, espinacasalcachofas, perejil, maíz, patatas, berenjenascoliflores, tomates…).
Por su parte, entre los de origen animal nos topamos con los moluscos (berberechos, ostras, almejas…), mariscos (gambas, langostinos, sepia, pulpo…), pescados (salmón, fletán, caballa, bacalao, atún…), carnes (ternera, pavo, cerdo, pollo, cordero…), huevos y lácteos (leche, yogur, queso…).
Es importante destacar que existen diversos factores que favorecen la absorción y asimilación del magnesio en el organismo. Es el caso de las proteínas y los aminoácidos. Otros, en cambio, como el ácido fítico, la fibra y el ácido oxálico, la dificultan. Es decir, ingerir alimentos ricos en magnesio junto a, por ejemplo, zumo de limón favorece su absorción gracias a su acidez.
¿Cuánto magnesio diario necesitamos?
Para gozar de una buena salud y rendimiento físico, sobre todo en el caso de practicar deporte con regularidad, necesitamos ingerir a diario entre entre 300 y 400 miligramos de magnesio.
FUENTE: MUY ENFORMA

COMO HACER COMENTARIOS

Para hacer un comentario solo hay que pinchar al final del tema, en "comentarios", y además de leer los existentes en una nueva ventana, podréis dejar el vuestro. Los comentarios pueden ser anónimos, aunque prefiero que os identifiquéis (tras marcar la casilla otros, se abre un desplegable para que pongáis el nombre en el comentario). Los comentarios son moderados por mi como administrador, para evitar posibles comentarios ofensivos publicados por gente desconocida.